Confesiones de un DES-CONQUISTADOS IV: ¡Te amo!… ¡Yo también! ¿Cuál es el problema?

A quén no le ha ocurrido que se encontrado en una relación donde tu pareja te dice muchas veces ¡Te amo! y te encuentras en la situaciones que sientes (y percibes) que no puedes decirle lo mismo en la misma intensidad. Sin embargo, ¿cuál es el grado de importancia de decir tal cosa? Es decir, es tan necesario decir miles y miles de veces te amo o escuchar en la misma cantidad.

En primer lugar, creo que es importante averiguar cuáles son las motivaciones que nos llevan a realizar tales conductas. Es decir, ¿realmente una persona que está segura del Amor que posee por la otra persona necesita decirlo tantas veces y también escucharlo?

A mi parecer, la respuesta es NO. Creo que una persona que podria estar pasando por esta situación podría formar parte de los que Daniel Goleman en su libro Inteligencia Social (2006) denomina ansiosos:

Cerca del 20 por ciento de los adultos, por su parte, establecen relaciones de pareja que caen dentro de la modalidad ansiosa y tienden a pensar que su pareja no les ama o que no quiere estar con ellos hasta el punto de que, en ocasiones, su excesiva identificación y la necesidad de sentirse seguros acaba desencadenando inconscientemente el alejamiento. Son personas que se consideran indignas del amor y el respeto de los demás, aunque también suelen idealizar a su pareja.

Una vez que ha establecido una relación, el ansioso suele verse asaltado fácilmente por el miedo a ser abandonado o a sufrir de algún tipo decarencia. Son personas propensas a los signos de la adicción al amor , es decir, preocupación obsesiva, ansiedad y dependencia emocional. A menudo dominados por la angustia, se sienten asediados por todo tipo de obsesiones ligadas a la relación como la de ser abandonados por su pareja y, en consecuencia, permanecen hipervigilantes y celosos de las posibles aventuras de su pareja. No es de extrañar, en consecuencia, que estas personas
experimenten el mismo tipo de preocupaciones con respecto a sus amistades (232).

Esto no significa que necesaramiente por el hecho de tener estas conductas termines formando parte de ese 20% (que obviamente no es el caso de Perú, ya que el autor está tomandolo de USA). Sin embargo, nos puede dar advertencias de lo que podriamos padecer en un futuro o de lo que estamos padecienciendo.

En segundo lugar, no veo necesidad de estar contanstamente diciendo ¡Te amo! a diestra y siniestra “sólo porque lo siento así” ya que en muchos casos no hacemos diferencia entre “querer” y “amar”. O en todo caso, no hacemos distinciones entre mis “emociones” y mis “sentimientos”.

Por otro lado, si somos personas seguras de sí mismas, no hay necesidad de envilecer dichas palabras “¡Te amo!”. Y esto se debe, siguiendo nuevamente a Goleman, porque nuestra seguridad sentimental demuestran ciertas características que debemos desarrollar en lo posible:

(…) 55 por ciento de los estadounidenses (ya sean bebés, niños o adultos) caen dentro de la modalidad segura y, en consecuencia, no tienen problemas de relación y se encuentran cómodos en ellas. Las relaciones de pareja que establecen las personas seguras se asientan en la expectativa de que la otra persona esté disponible y conectada y dan por sentado, en consecuencia, que su pareja se hallará presente en los momentos difíciles y angustiosos, como ellos lo harían en su caso. Son personas que se sienten a gusto en el mundo de las relaciones. Las personas que presentan un estilo seguro se consideran merecedoras de interés, respeto y afecto, al tiempo que consideran que los demás son accesibles, confiables y albergan buenas intenciones. Es por ello, en suma, que sus relaciones tienden a ser próximas y confiadas (231-232).

Obviamente, volvemos a repetir, no es nuestro caso, pero al menos nos pueden seguir dando pistas para nuestra comprensión emocional.

Por último, creo que el uso constante de dichas palabras puede llevar a que solo se conviertan en flatus vocis, es decir, en tan solo sonido, voz, etc, pero sin ningun fundamento real a ninguna cosa. El uso indiscriminado puede llevar a que solamente sean eso… Sólo palabras. Y, ¿es que no vivimos está gran contradicción?: Tenemos mayor libertad para establecer relaciones sentimentales, pero a la misma vez nuestro éxito es mucho menor.

En este sentido, estoy de acuerdo con la afirmación de Erich Fromm en su libro El arte de Amar:

El amor es una actividad, no un afecto pasivo; es un «estar continuado», no un «súbito arranque». En el sentido más general,
puede describirse el carácter activo del amor afirmando que amar es fundamentalmente dar, no recibir.

Este dar, no solamente es decir o declarar, sino más bien cuidar, proteger, sostener, etc que como decían los escolásticos, amar el buscar el bien al otro. Cuestión un poco dificil en nuestra época tan egoista y mercantilista. Sin embargo, eso no quita que no podamos llevarlo a cabo a través de nuestro aprendizaje y toma conciencia.

En fin, debemos procurar ser personas cada vez más seguras para que no estar necesitando escuchar o decir unas palabras como garantía de nuestros sentimiento o de los sentimientos de la otra persona. Debemos comprender que nuestra prioridad sentimental es UNO MISMO. Ya que esto será imposible poder llevar una relación adecuamente.

Por este motivo, antes que estar esperando un ¡Te amo! PRIMERO DEBEMOS ESCUCHAR DE NOSOTROS MISMOS UN ¡ME AMO! Atrévete a ser feliz contigo mism@, a trévete a aceptarte y amarte tal cual eres. ERES UNA PERSONA ÚNICA Y ESPECIAL, NO NECESITAS MIJAGAS DE AMOR O ESCUCHAR PALABRAS O FRASES PASADAS DE MODA. Hoy tú tienes la oportunidad de ser feliz contigo mism@… anímate, siempre hay una nueva oportunidad para mejorar.

Atte. El profe Charly

Anuncios

Acerca de El Profe Charly

Docente de Filosofía, emprendedor social, blogger e investigador.
Esta entrada fue publicada en Confesiones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s